Cosas de mí

sábado, 23 de julio de 2016

Campo De Mirra. Cartel Cerámico: San Bartolomé




La imagen principal llena el cuadro. Un intermediario divino corpulento, majestuoso, varonil, limpio de cuerpo y limpio de espíritu. Da la impresión de venir en son de guerra contra los malos. Los espíritus malignos: desnudos, feos, peludos y con rabo  caen hacia atrás malhumorados, vencidos por la presencia sagrada.
El Santo porta un libro debajo de un brazo y empuña una espada con la mano derecha.  San Bartolomé en la iconografía cristiana se  representa con un libro y con un cuchillo.
En el azulejo de esta fotografía la faca se me antoja espada. Veo  una espada corta y ancha al estilo árabe, un alfaje.
Pienso en la historia que me han contado los paisanos, cuando en el siglo XIII Jaime I de Aragón y Alfonso X de Castilla firmaron el Tratado de Almizrra en ese mismo lugar.