El matrimoni Arnolfini: Un secreto a voces




El cuadro de Van Eyck titulado El matrimonio Arnolfini  y fechado en 1434, representa a una pareja dentro de una habitación burguesa. La postura de sus cuerpos revela que ambos, el hombre y la mujer, interactúan. Hacen algo.Dicen unos que contraen matrimonio, dicen otros que sólo lo simulan. 
En cualquier caso, ella es honrada, aparece junto a su esposo. Y en ello estriba el comprobante público de su virtud. Puede ser madre y mater.  El esposo, Giovanni, será el padre y el  pater.  
Un embarazo sólo es vergonzoso y se insiste en ocultarlo en las sociedades como ésta,  cuando la mujer no ha pasado de soltera a casada.
Ella ciñe las ropas debajo del pecho debido a su estado de gravidez, pero también debido a las modas imperantes en la época. 
El simbolismo del cuadro se hace patente en su totalidad a medida que observamos cada figura, su ubicación y la relación de una pieza junto a la siguiente.  Podría decirse que tanto los objetos, como el color o la luz de la obra configuran un universo simbólico en medio del que habita el matrimonio. El conjunto no puede ser más hermoso ni más atractivo. Intrigante. Esconde un secreto que incita al estudioso a averiguar qué nos está diciendo el autor.

Entradas populares de este blog

La mujer como símbolo