Giovanni y Giovanna Arnolfini, la unión de los esposos

Esposos de origen italiano afincados en Flandes. Comerciante rico, Giovanni se estableció en Brujas. donde fue pintado el cuadro que estuadiamos. 
Su  riqueza queda patente en la pintura a través de unos cuantos objetos que, a no ser rica una persona, no podría poseer en esa época en un lugar en el que ni se producen ni es fácil adquirir a través del comercio. Productos como la alfombra de oriente o frutos de tierras lejanas, pieles en los vestidos, oro en las joyas de Giovanna, los chapines o los muebles. 
El cuadro entero es un ejemplo de rico comerciante del Renacimiento. Rico él y rica ella, hija de comerciante también. 
El hecho mismo de hacerse retratar es una muestra de su caudal monetario, y también de su intento de imitación y de aproximación a la nobleza. Ellos son ricos, pero no poseen el título nobiliario; sin embargo si pueden emular su comportamiento.
 

Se ha discutido si el cuadro representa el momento en el que la pareja contrae matrimonio: la ceremonia. Sin embargo, yo tiendo a pensar que la escena simula el rito, pero no lo retrata en el momento de su celebración. Más bien opino que se trata de una representación ideal que aspira a ser testimonio para los tiempos venideros de que ese matrimonio se efectuó.
Opino que su interés apunta en otra dirección: los hijos habidos eran hijos de ella y de él. Él, Giovanni Arnolfini, declara públicamente y para que quede constancia para la posteridad, que Giovanna es su esposa; y que los hijos habidos de ella son suyos. Y más aún, declara que ahí, empieza su linaje.
Otro asunto diferente es si, más tarde, o mas temprano -recuerdo que según autores ella ya había fallecido cuando este cuadro se pintó- hubo descendencia o no. La realidad de la vida de la pareja pudo muy bien ser diferente a la que hubiera deseado construir.


Entradas populares de este blog

La mujer como símbolo