La herencia andaluza de Corto Maltés.


Pitonisa (estudio) Antonio Muñoz Degrain.

Nacido de madre gitana, sevillana apodada "La Niña de Gibraltar" tenía sangre española con flema de hombre valiente que enfrenta los naufragios o los éxitos con serenidad y cierta ironía. Su madre, la gitana que atrajo a hombres varios y con un inglés, marinero, dio la vida a este otro marino inquieto en la isla de Malta, paseó su gracia por Cádiz y más allá de España: sabemos que marchó a Italia, tal vez, como otras muchas de su oficio, huyendo de la Inquisicón española. 
Pero Cadiz, donde vivió tiempo de ahí su apodo, cautivó a los viajeros románticos, como Lord Byron que dijo de la ciudad que era "más atractiva aún que Sevilla", y también santa Teresa sintió la necesidad de Andalucía, cuando dijo: "en Sevilla los demonios tienen más mano para tentar". Y eso debe ser por el calor, dicen. Y la diosa Venus fue allí diosa del hogar en tiempos remotos y en tiempos recientes Hugo Pratt decidió plantar los orígenes más inmediatos de nuestro héroe. 
Pratt dotó a su criatura de genes muy escogidos. Y escogidos fueron también sus maestros, de esos que el Destino depara casi siempre. Recibió enseñanzas d eun rabino judío, conoció tradiciones celtas y gitanas, y como a buen héroe corresponde, su identidad no sería tal si fuese demasiado igual a los humanos comunes y corrientes. Tal vez por eso Corto Maltés, al contrario que los demás hombres, no posee raya del destino en la mano. Su futuro no puede saberse, lo advierte con estupor la pitonisa. No cabe más que esperar. Su futuro no está escrito. Pero el muchacho se empeña en ello, coge un cuchillo y corta por donde esa línea que encierra el guión de su futuro. 
Hay sangre. Hay dolor. Superación del dolor. La cicatriz en la mano le durará siempre. 
Corto Maltés con ese acto se iguala un poco más al común de los mortales. Baja a la Tierra y pisa con los pies en el mismo suelo. Ha sido para él el equivalente a una acto de iniciación a la vida adulta. A partir de ese momento empieza su vida en solitario, parte lejos de la madre, lejos de los suyos. Se ha hecho un hombre.

Entradas populares de este blog

La mujer como símbolo

Andrés Rueda: Estambul

Contra la Justicia y la Inquisición, chitón.